UN SPA QUE RELAJA EL CUERPO Y EL ALMA

 

Visitar la Sierra Nevada de Santa Marta es una experiencia majestuosa para los sentidos. Sus paisajes, los aromas y la pureza del agua cautivan, enamoran y rescatan a sus espectadores de la cotidianidad. Sus senderos ecológicos, entre gigantes piedras y terrazas rodeadas de exuberante flora, fueron la inspiración para Chairama Spa, un lugar en el norte de Bogotá que lleva seis años compartiendo experiencias de bienestar. Ahora los suscriptores del Círculo de Experiencias de El Espectador tienen el privilegio de relajarse con precios exclusivos y sentirse como en la gran montaña sin salir de la ciudad.

UN SPA QUE RELAJA EL CUERPO Y EL ALMA

 

Visitar la Sierra Nevada de Santa Marta es una experiencia majestuosa para los sentidos. Sus paisajes, los aromas y la pureza del agua cautivan, enamoran y rescatan a sus espectadores de la cotidianidad. Sus senderos ecológicos, entre gigantes piedras y terrazas rodeadas de exuberante flora, fueron la inspiración para Chairama Spa, un lugar en el norte de Bogotá que lleva seis años compartiendo experiencias de bienestar. Ahora los suscriptores del Círculo de Experiencias de El Espectador tienen el privilegio de relajarse con precios exclusivos y sentirse como en la gran montaña sin salir de la ciudad.